Los vecinos de la cárcel de Turi están intranquilos

el

Los continuos problemas que han ocurrido en el Centro de Privación de Libertad (CPL) Azuay N⁰1, ubicado en la parroquia de Turi, en Cuenca, generan intraquilidad en los moradores del lugar.

“Es una verdadera pesadilla”, dijo una moradora de la zona, quién prefirió mantener su nombre en reserva. La ciudadana contó que ya no pueden descansar tranquilos en sus domicilios. Agregó que el menor ruido de alguna detonación o el sonido de sirenas pone en máxima alerta a los vecinos. Esto debido a la última masacre que ocurrió el 3 de abril de 2022, donde fueron asesinados 20 reclusos.

Explicó que el día que se registró el enfrentamiento, el ladrido de los perros la despertó, escuchó disparos, gritos, salió al balcón a verificar que sucedía y observó que internos del centro carcelario de Turi estaban en las terrazas con armas de fuego y otros escalaban los muros.

Indicó que a los pocos minutos llegaron varias unidades de la Policía Nacional, además ambulancias. Señaló que las detonaciones continuas cesaron cerca de las 05:30 y que a lo largo de ese día los disparos se escuchaban cada 30 a 40 minutos hasta las 18:00.

Otro vecino indicó que pensaron que era una fiesta, pues normalmente se escucha música, bulla y a veces lanzan juegos pirotécnicos desde el CPL Azuay. Explicó, asimismo, que algunos internos lograron escapar; sin embargo, fueron neutralizados por los elementos policiales.

El ciudadano informó que la vida de cada morador de los alrededores de la cárcel de Turi dio un giro de 180 grados. “No podemos caminar tranquilos, hay motocicletas y vehículos sin placas que llegan con personas sospechosas y nadie hace nada”, aseguró.

Detalló que la paz que tenían los habitantes de las cercanías de la cárcel de Turi se convirtió en un auténtico terror cuando la madrugada del 18 de noviembre del 2014 llegaron los primeros 679 reclusos al Centro de Rehabilitación Social (CRS) de Turi; hoy se le conoce como CPL Azuay N⁰1.

Wilson A., recordó que en julio del 2011 varios vecinos de Turi se opusieron a la construcción de la cárcel regional como habían ofrecido las autoridades. Contó que en esa ocasión alrededor de unos 400 policías retiraron a los protestantes. Actualmente es una prisión de alta peligrosidad, mencionó.

Controles

Los ciudadanos de Turi explicaron que de nada sirven los controles que realiza la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas (FF.AA) en los exteriores de las cárcel de Turi. Indicaron que hace falta más operativos en las vías de segundo orden.

Por ejemplo: en la vía Turi-Gullanzhapa-Tarqui, a la altura del ingreso a La Asunción los antisociales estarían utilizando el trayecto Hierba Buena, Agua Santa para llegar al CPL Turi para esconderse entre la vegetación, y desde ahí lanzar objetos prohibidos a los patios de la cárcel.

De igual manera, solicitaron que se intensifiquen los controles al ingreso del barrio Playa de La Paz, ubicado en la parte posterior del CPL Turi. Detallaron que por esa vía ingresan carros y motos con personas desconocidas, luego se internan entre los arbustos y al estilo bombazo estarían ingresando armas, entre otros objetos prohibidos.

Fuente: El Mercurio, EcuaPost

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s