Guayaquil pasó encerradita el fin de semana

el

Ninguna autoridad ha declarado confinamiento, pero la ‘pipol’ ha preferido ‘encaletarse’ para no contagiarse de la nueva variante ómicron.

taxista Roberto Villamar, de 46 años, por lo general le toma unos 25 minutos desplazarse de Bellavista (norte de Guayaquil) hasta el malecón Simón Bolívar (centro), sin embargo, ayer, en seis minutos llevó a un pasajero.

Estaba feliz porque evitó el tráfico, pero se ‘desinfló’ porque no contaba con muchos usuarios para trasladar.

Para el colega Roberto Calderón, la segunda semana de enero fue terrible. “Hasta mis clientes fijos de los fines de semana no me llamaron, ni a la iglesia fueron. La primera semana sí me timbraron”, cuenta.

La mañana del sábado, Calderón solo hizo dos carreras. “Yo me pongo a pensar en los compañeros que trabajan independientemente, cómo llevan la comida a sus casas, si no hay gente en la calle”, dice.

‘Pelada’ la Bahía

La zona comercial del Puerto Principal, la Bahía, ‘camelló’ a media llave.

La gente ya no sale con la confianza de antes; y los pocos, llegan, compran y ‘vuelan’”, indica Wilmer Tenelema, vendedor de celulares, quien considera que las cifras comunicadas por el COE Cantonal sí asustan: 900 contagios al día, con 10 decesos diarios.

A él le impactan estos números, pero también los de las ventas. El sábado comercializó solo un celular, $ 120 y su ganancia neta son 20 ‘latas’, pues con el resto paga alquiler y servicios básicos.

Katherine Lozano, (36) administradora de una cadena de ropa y accesorios, compara diciembre y lo que va de enero y el resultado es abismal. “En Navidad y fin de año no se podía ni pasar. Nosotros antes del coronavirus teníamos mil visitantes por día, desde que empezó la pandemia pasamos a 600 y el fin de semana pasado fue la mitad y eso que este es el local con mayor afluencia”.

Luis Vera, residente del centro, cuenta que solo ha salido a comprar la comida. “Quienes vivimos aquí estamos encerrados, la mayoría de los que están en las calles trabaja aquí”.

Nadie quiere darle más ‘papaya’ a la ómicron, variante que predomina en el país dada la alta tasa de contagio, ya que las estadísticas oficiales contaron más de 11.000 nuevos casos el pasado sábado. 

Según los taxistas consultados, el autoconfinamiento se da en la zona más urbana, pero en los barrios y la periferia la cosa cambia.

“El sábado hice una carrera hacia Socio Vivienda 2 y había una reunión con 40 personas, unas sin mascarillas”, manifiesta Villamar.

Urdesa es un desierto, el centro igual, pero el SuburbioCristo del Consuelo, Guasmo, allá es… ¡viva el virus!”, dice Calderón.

Alza: En noviembre de 2021 fallecieron 53 personas en Guayaquil; en diciembre 92 y hasta el 14 de enero 117 perdieron la vida por el virus, según el doctor Carlos Farah, del COE Cantonal.

Fuente: Diario Extra, EcuaPost.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s