QUEVEDO: EL HOMBRE QUE CAPTA DINERO LLEVA AÑOS BUSCADO POR UNA DEUDA

el

Se autocalifica como “empresario”, aunque su nombre no consta en ninguna firma registrada en la Superintendencia de Compañías y su última declaración de bienes ingresada a la Contraloría hace solo dos semanas, a propósito de su retiro del Ejército, aparece en cero. Miguel Ángel Nazareno Castillo es la cara visible de una plataforma llamada ‘Big Money’ que ofrece, a quien le confíe su dinero, pagarle el 90 % de interés al cabo de ocho días.

Pero él no ha sido capaz de pagar un préstamo de $ 2.500 que le dio una cooperativa de ahorro y crédito en 2014. Desde ese año, la entidad financiera viene tratando de ubicar su lugar de residencia para que le cancele el capital más intereses, no tan altos como los que él ofrece hoy en día a los “seis mil socios” que asegura tener y que “garantizan el pago semanal” a los que ya le han entregado su dinero.

Contra Nazareno, que para el SRI es un contribuyente no obligado a llevar contabilidad y que se dedica a la reparación de electrodomésticos, existe una sentencia emitida en Quito el 10 de octubre de 2018 en la que se le ordena pagar su deuda.

Para el 16 de mayo de 2019, la deuda adquirida en 2014, más intereses, estaba en $ 4.765 y la justicia ordenaba que “dimita bienes equivalentes al valor de la obligación”. Pero nadie lo encontraba y por eso en diciembre del 2020 el juez del caso pidió a la Dirección Nacional de Registro de Datos Públicos (Dinardap) que remita cualquier información disponible sobre el demandado.

En febrero del 2021, consta una providencia en la que adjunta la contestación de la Dinardap para que la cooperativa que lleva siete años buscándolo pueda hallarlo y cobrarle. Aunque en Quevedo todos saben dónde está.

En un complejo turístico en la vía a El Empalme se recibe a diario a decenas de interesados en multiplicar su dinero, aunque la Superintendencia de Bancos ha emitido una alerta de posible estafa de la supuesta empresa de inversión, y la entidad que regula a las cooperativas de ahorro ha desmentido que él pueda crear una.

“Mi empresa de inversiones se llama Big Money. Empezamos en este proyecto en el 2017 con 40 socios. Se manejaba de forma reservada, entre militares, médicos y otros profesionales que se arriesgaron a invertir. Como nos fue bien, entonces decidimos ayudar a dinamizar la economía de Quevedo, que no tiene nada malo ni irregular, somos gente seria y seguiremos respondiendo como hasta ahora lo hemos hecho”, se defiende Nazareno en una emisora local.

Mientras, el Ejército aclara que desde el 7 de junio, cuando envió su pedido de baja voluntaria, no se ha presentado a trabajar, “faltando a sus obligaciones”, pues debía esperar la aceptación del trámite y no lo hizo.

Nazareno, al que llaman el ‘filántropo de Quevedo’, afirma que otros negocios le permiten apalancar la operación de Big Money, como la exportación de madera, aunque no hay registro de esa actividad.

Según él, la rentabilidad de otros negocios y de su ‘plataforma financiera’ no solo se permite pagar altos intereses a los capitales mayores a $ 300 (no recibe menos de eso), también regala víveres a los más necesitados.

Fuente: El Universo, Pichincha Universal, EcuaPost

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s