Cinco de seis procesados por presunta delincuencia organizada fueron llamados a juicio por la venta de Actemra

La jueza de Garantías Penales, Marcela Ortega, dictó auto de llamamiento a juicio para Noé Salcedo, Abraham Muñoz y los exfuncionarios del Hospital Guasmo Sur, Víctor Ch. L., Erick P. D., y Francisco S. J. por su presunta participación en el delito de delincuencia organizada que se investiga por la venta del medicamento Actemra.

En este caso, la jueza acogió en parte el pedido de la Fiscalía, pues para Álvaro P. A., exgerente de la casa asistencial, dispuso el sobreseimiento, por lo que el fiscal de la Unidad de Administración Pública, César Suárez Pilay, quien está a cargo del caso, apelará la decisión.

Noé Salcedo y Abraham Muñoz permanecen detenidos en Huaquillas (El Oro) y en Guayaquil (Guayas), respectivamente, por presunto peculado. En el caso de Francisco S. J., la jueza le cambió la prisión preventiva por arresto domiciliario.

Las investigaciones se iniciaron en junio de 2020, luego de que a través de las redes sociales y en los medios de comunicación apareció información de estas personas que vendían medicamentos con sobreprecios para tratar el coronavirus durante los meses de marzo, abril y mayo de 2020.

A mediados de ese año también la psiquiatra Julieta Sagñay alertó sobre los negocios de Muñoz y dijo que este vendía ampollas de Actemra que habían sido donadas a los hospitales públicos.

El costo de cada ampolla de Actemra oscilaba entre los USD 400 y USD 1.000. Dicho medicamento habría salido del hospital Guasmo Sur, con la presunta complicidad de funcionarios de la casa de salud.

Según la investigación, Abraham Muñoz y Noé Salcedo habrían sido quienes se dedicaban a la venta del medicamento, mientras Víctor Ch. L. (subdirector del Área de Medicamentos), Erick P. D. (funcionario), Álvaro P. A. (exgerente del hospital) y Francisco S. J. (asistente de bodega) se encargaban de facilitarles las medicinas.

En la audiencia preparatoria de juicio, desarrollada en la Unidad Judicial Sur Valdivia, el fiscal Suárez Pilay presentó más de sesenta elementos de convicción, entre estos: los informes investigativos y de inspección ocular técnica de Criminalística de la Policía Nacional, credenciales presuntamente falsas encontradas en poder de los investigados y que pertenecerían a Abraham Muñoz, el resultado de la pericia de extracción de información correspondiente a videos y audios obtenidos de redes sociales, y la versión de un testigo del caso.

A esto se sumaron las certificaciones obtenidas de solicitudes jurídicas derivadas por varias áreas de la casa de salud, así como otras pericias realizadas en el lugar de los hechos.

Fuente: Pichincha Universal, EcuaPost

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s