Monseñor Julio Parrilla aclara sobre su salida de la Diócesis de Riobamba

Una vez que se difundió la información sobre la destitución de la jerarquía de la Diócesis de Riobamba por parte del Papa Francisco, no solo la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, sino el propio Monseñor Julio Parrilla, involucrado en este caso, salieron a aclarar la situación.

La Catedral de Riobamba sirvió como escenario para que Monseñor Parrilla hablara de su renuncia y afirmara que son difamaciones los cuestionamientos que se le hace sobre el manejo de los recursos de la Diócesis de Riobamba.

El sacerdote explicó que su salida se debe a que cumplió 75 años de edad, y eso en el ámbito religioso lo obliga a jubilarse, más no que se deba a polémicas económicas.

Sostuvo que la renuncia del Padre Gerardo Nieves, quien iba a ser su reemplazo, obedece a razones de índole personal.

En relación al supuesto mal manejo de dinero de la Diócesis de Riobamba, Parrilla enfatizó que no existe ningún proceso, ni civil ni canónico, pues a él, hasta el momento no le ha llegado ninguna notificación.

Expresó que, si fuese así, ni el Vaticano ni el Santo Padre, permitirían que un Obispo siga en el cargo.

Días atrás, la Conferencia Episcopal Ecuatoriana también emitió un comunicado desmintiendo lo que para ellos serían “falsedades” sobre las supuestas denuncias de mala gobernanza y flaqueza moral en la Diócesis de Riobamba.

La entidad coincidió que Parrilla renunció en cumplimiento al Código de Derecho Canónico que establece los 75 años de edad para salir.

Fue así como Parrilla presentó su renuncia el pasado 25 de marzo al Papa Francisco por límite de edad y por problemas de salud pidiendo su aceptación inmediata.

Según la Conferencia Episcopal aceptar una renuncia prevista por el derecho eclesiástico no es una destitución.

Con esta aclaración, la Iglesia pretendió dejar de lado lo que consideraron falsos rumores que buscaban desprestigiar una acción pastoral encaminada a los más necesitados, a través de Cáritas nacional y local.

“La credibilidad y coherencia evangélica de Monseñor Julio Parrilla le han hecho acreedor a la amistad, aprecio y admiración de muchísimas personas en nuestro país, especialmente, de todos sus hermanos obispos”, señaló el comunicado.

Sobre la renuncia de Nieves, la institución eclesiástica, ratificó que fue por razones personales y que nadie tiene el derecho de poner en tela de juicio, ya que toca lo más sagrado de cada persona como es su libertad y su responsabilidad.

Finalmente, la Conferencia puntualizó que si no se es capaz de discernir entre los hechos objetivos y los prejuicios ideológicos se está muy lejos de cumplir con el Evangelio.

Fuente: Pichincha Universal, EcuaPost

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s